HISTORIA DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE CUENCA

Desde el año 1.914 al servicio de los empresarios tiempo estimado

Las Cámaras de Comercio tienen su origen el 18 de abril de 1.886 cuando el gobierno firma el decreto fundacional de las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación.
ubicacion de la camara en el año a principios de siglo XX

La ley por la que se instauran estas organizaciones viene precedida por una serie de reformas que en éstas décadas se vienen desarrollando, como son, entre otras, el nuevo Código de Comercio(1885), Ley de Asociaciones (1887), Ley de Procedimiento Administrativo(1889). La Ley Fundacional de las Cámaras toma como modelo organizativo el de las Cámaras de Comercio francesas.

Las Cámaras nacen, desde un primer momento como instituciones que debían apartarse de cualquier actitud partidista y alejadas de la política, dedicadas "pura y exclusivamente a velar por los intereses locales y generales del comercio, la industria y la navegación".

Las líneas principales de trabajo de las Cámaras irían encaminadas hacia varios puntos como referencia de desarrollo:

tab Serían una esfera de influencia que facilitasen las relaciones entre los grupos de comerciantes e industriales y el Estado.

tab Podrían proponer al gobierno las reformas que en beneficio del comercio y la industria se pudieran hacer mediante leyes y disposiciones vigentes.

tab También, al ser un órgano consultivo del Estado las Cámaras facilitarían al Gobierno los datos e informes que se solicitasen.

tab Promocionarían las exposiciones mercantiles y el mercado exterior.

tab Resolverían como jurado las cuestiones que entre los comerciantes, industriales y navieros les fueran sometidas a su decisión.

tab Fomentarían la enseñanza mercantil e industrial, bien por medio de publicaciones o fundando y dirigiendo establecimientos de enseñanza.

El 29 de junio de 1911 se publica la Ley de Bases. Lo más destacable de esta ley es que se reconocen a las Cámaras como Corporaciones Públicas directamente dependientes del Ministerio de Fomento. Serán órganos consultivos de la Administración Pública debiendo ser oídos en general "sobre cuantos asuntos en relación con la vida del estado afecten a los intereses cuya representación les corresponde".

La ley otorgó a las Cámaras un amplio grado de autonomía, colocándolas por encima de las demás organizaciones empresariales no oficiales, también,en la medida de lo posible, les aporta unos recursos para garantizar su financiación mediante las cuotas al comercio y a la industria. A nivel del estado tendría que haber al menos una Cámara por provincia, con domicilio en la capital. Los electores de las Cámaras tendrían que tener la edad y capacidad fijadas en el Código. Para ser cargo elegible de una Cámara los requisitos eran el ser mayor de veinticinco años, saber leer y escribir y llevar al menos cinco años ejerciendo el comercio y la industria. Los cargos duraban seis años y se renovaban en su mitad cada tres años.

La Cámara de Cuenca

Las Cámaras se fueron fundando desde 1886, sin embargo la Cámara de Cuenca se crea en 1914. Para ello se forma una Junta Organizadora de la misma, a la cual pertenecen diversas personas e instituciones de aquella época que fueron; Gobernador Civil, Comisario regio de Fomento, Secretario del Consejo Regional de Fomento, así como diversos industriales y comerciantes de la provincia. De estas primeras reuniones de la Comisión organizadora se conservan dos actas. La primera de ellas fechada el 25 de agosto de 1914, en la cual el secretario de la Cámara, don Antonio Benítez Poveda consigna esta reunión que se celebró en el Gobierno Civil. Este día se leyeron las candidaturas presentadas para formar parte de las primeras elecciones de la Cámara, que se celebraron el día 30 de agosto.

En la segunda acta, de 31 de agosto toman posesión los elegidos, siendo la primera corporación de la Cámara compuesta por la siguiente Junta Directiva:

Presidente: Federico Picazo López
Vicepresidente primero: Victoriano Muñoz Chumillas
Vicepresidente segundo: Cristóbal Verdú
Contador: Federico Pajarón
Tesorero: Francisco Arquer
Secretario: Antonio Benítez Poveda

El resto del pleno lo formaban los siguientes: Nicolás Aldunate, Juan Martínez Aguilar, Angel Aparicio, Antonio Gallego, Agapito Morales, Prudencio Redondo, Antonio Vidal de la Encina, Leopoldo Garrido Romero, Emilio Catalán, Bernabé Pérez, Leopoldo Picazo López, José Ballesteros Andrada, Rafael Pavón, Manuel Navarro de la Ossa, Emilio López Fontana, Baltasar Jiménez Zapatero, Casimiro Sánchez Ruíz, Virgilio Pontones, José Carretero y Vicente Giner.

El libro de actas comienza con una anotación en la cual el Secretario, Antonio Benítez certifica que "entre las actas originales de la Junta Organizadora de la Cámara de Comercio e Industria de Cuenca existendos, que copiadas a la letra dicen lo siguiente".

Acta de 25 de agosto de 1914.

En la ciudad de Cuenca a veinticinco de agosto de mil novecientos catorce, previa convocatoria del Ilmo. Sr. Gobernador civil y bajo su presidencia se reunieron en su despacho oficial los señores D. Manuel F. de Cuenca, Comisario regio de Fomento; don Juan Rodríguez, D. Angel Aparicio, D. Federico Picazo, D. Antonio Gallego, D. Emilio López, y D. Felix F. Turégano, Secretario del Consejo Provincial de Fomento, como vocales de la Junta Organizadora de la Cámara Provincial de Comercio e Industria, abierta la sesión el Sr. Presidente en plausibles manifestaciones puso de relieve la excepcional importancia de estos organismos y en igual forma hizo relación de los beneficios que por todos conceptos ha de obtener la provincia de Cuenca al ser constituida. A continuación fue dada cuenta de una carta del vocal José María por la que excusa su asistencia, después es leída el acta de la anterior y resoluciones que como consecuencia de la misma se ha sucedido, aprobación del informe; listas de electores, edicto de exposición y por último la convocatoria para las elecciones que merecieron la conformidad de los reunidos. En su virtud, estando fijada la fecha treinta del corriente para la elección de miembros de la Junta Directiva y siendo el objeto de la reunión el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo treinta y siete párrafo tercero del Reglamento provisional para el funcionamiento de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación, a estos efectos, el Sr. Secretario, dio cuenta de las candidaturas presentadas de conformidad con las prescriciones del Reglamento citado y examinadas por los señores de la Junta cuyos altruistas deseos no eran otros que constituir sin más aplazamiento la Corporación citada, salvando detalles que no consideraron por lo antes dicho, motivo de protestas acordaron proclamar y proclaman para el Primer grupo y primera categoría a D. Federico Picazo López, D. Francisco Arquer y D. Nicolás Aldunate; por la Segunda categoría del mismo grupo a D. Juan Martínez Aguilar por la Tercera del idem a D. Angel Aparicio y D. Antonio Gallego, por la Cuarta idem a D. Agapito Morales; por la Quinta idem a D. Prudencio Redondo; por la Sexta idem a D. Antonio Vidal de la Encina; por la Séptima idem a D. Leopoldo Garrido Romero; y por la Octava idem a D. Emilio Catalán; por la Primera categoría del segundo grupo a D. Cristóbal Verdú; por la segunda del mismo a D. Victoriano Muñoz Chumillas; por la tercera idem a D. Federico Pajarón y D. Bernabé Pérez; por la cuarta idem a D. Leopoldo Picazo López; por la Quinta idem a D. José Ballesteros Andrada y D. Rafael Pavón; por la Sexta idem a D. Manuel Navarro de la Osa; por la Séptima idem a D. Emilio López Fontana; por la Octava idem a D. Baltasar Jiménez Zapatero y por la Novena a D. Casimiro Sánchez Ruiz, D. Virgilio Pontones, D. José Carretero y D. Vicente Giner, y resultando que el número de candidatos proclamados era igual al de miembros que habían de elegirse, la expresada junta considerando los electos, acordó librarles el correspondiente documento acreditativo de conformidad con lo dispuesto por el artículo treinta y ocho del repetido reglamento. Y no habiendo más asuntos que tratar se levantó la sesión de que yo el Secretario certifico. Lo interlineado "y proclamaron".

Acta de 31 de agosto de 1914.

En la ciudad de Cuenca a treinta y uno de agosto de mil novecientos catorce; previamente citados por el Sr. Gobernador Civil se reunieron en su despacho oficial los señores que al final firman vocales unos, de la Junta Organizadora de la Cámara Provincial de Comercio e Industria y otros miembros electos de la Junta Directiva del expresado organismo. Abierta la sesión bajo la presidencia del Sr. Secretario del Gobierno Civil, Delegado por indisposición del Sr. Gobernador; fue leída y aprobada el acta de la anterior y siendo esta reunión para dar posesión a los elegidos, el Sr. Presidente previa salutación a los presentes y de hacer mención de las causas que han motivado no asistir algunos, dio por posesionados a los elegidos, recomendándoles el mayor acierto e interés en las cuestiones que por tal motivo han de intervenir. Después, considerando conveniente no aplazar un momento más la constitución de la citada Cámara Provincial de Industria y Comercio, se acordó proceder a la elección de cargos, y previa propuesta de algunos de los reunidos se eligieron por unanimidad para Presidente D. Federico Picazo López; Vicepresidente primero D. Victoriano Muñoz Chumillas; Vicepresidente segundo D. Cristóbal Verdú; Contador D. Federico Pajarón, Tesorero D. Francisco Arquer, y Secretario D. Antonio Benítez Poveda. Y tras mutuas felicitaciones entre los concurrentes y de hacer votos por la prosperidad de la naciente Cámara se levantó la sesión de la que yo como secretario certifico. Siguen las firmas y rúbricas de D. José Solano, D. Manuel F de Cuenca, D. Prudencio Redondo, D. Antonio Vidal de la Encina, D. Nicolás Aldunate, D. Virgilio Pontones, D. Juan Martínez, D. Manuel Navarro, D. Casimiro Sánchez, D. Emilio L. Fontana, D. Vicente Giner, D. Victoriano Muñoz, D. Federico Pajarón, D. Cristóbal Verdú, D. Federico Picazo y D. Juan Rodríguez, D. Angel Aparicio, D. Bernabé Pérez, D. Antonio Gallego, D. José Carretero, D. Emilio Catalán, D. Agapito Morales, D. L. Picazo, D. José Ballesteros, D. Felix Turégano y D. A. Benitez Poveda, Secretario.

Primeros años de la Cámara 1914-1939.

El primer cometido es la elaboración de un reglamento de funcionamiento de la misma que es encargado al secretario Benítez, este reglamento se aprueba en diciembre de 1914 y se remite a la dirección general de Comercio, Industria y Trabajo.

La sede de la Cámara se establece, en principio, en la calle Mariano Catalina 30 en un local alquilado que "aunque carece de comodidades, tiene amplitud para establecer las cátedras de enseñanza mercantíl". El trabajo de la Cámara en estos años va dirigido a interesarse por diversos asuntos que afectaban a la economía conquense, uno de los primeros será en que se conceda por parte del Estado mayor asignación para la construcción de un puente sobre el rio Castellar y el arreglo de varias carreteras. Sin embargo la principal demanda de la Cámara en estas décadas es el interés por la línea ferroviaria intentando conseguir un tren directo de Cuenca a Madrid, que evitaría el retraso que se producía en Aranjuez para el enlace con los trenes que iban hacia el norte.

En relación con el ferrocarril la Cámara volverá a pedir a la compañía de ferrocarriles "que adopte algunas reformas y atienda los clamores del pueblo conquense".Así como la construcción de un muelle para mercancías en la estación. La Cámara, en esos años colaborará en sufragar los gastos de diversas fiestas de Cuenca, como es la Semana Santa.

El horario de la Cámara se establece desde las quince a las diecisiete horas, funcionando la Cámara con un Secretario al que le ayuda un conserje auxiliar de secretaría.

La Cámara comienza a integrarse en diversas comisiones del ayuntamiento de la ciudad y empieza a dirigir sus pasos en cuanto a la formación, contando con profesores de contabilidad, cálculo mercantíl, francés y primera enseñanza.

También al terminar la jornada mercantíl diaria se telegrafiaban los precios de cierre del mercado de subsistencias.

En 1916 se acuerda la elaboración de un Boletín de la Cámara que tendría ocho páginas de texto y ocho en color, cuatro para cubiertas y cuatro para anuncios. En este mismo año la Cámara traslada sus dependencias a la calle Calderón de la Barca, número 30. Se pide en este año al Ministerio de Instrucción una subvención para la creación de una Escuela de Comercio en Cuenca.

Sin embargo desde 1917 hasta 1923 la Cámara sufre una crisis, que se refleja en que el 1 de junio de 1923 se reune la "Comisión reorganizadora de la Cámara de Comercio", que elige un nuevo comité ejecutivo en la cual toma posesión como Presidente Antonio Guaita Garcia.

Desde 1923 la Cámara sigue demandando el ferrocarril directo Madrid-Cuenca-Valencia y la pavimentación de carreteras por la provincia, y reclamando diversos ferrocarriles como son el de La Roda - Cuenca, Teruel - Cuenca - Valencia, y Cuenca - Guadalajara.

En agosto de 1926 la Cámara lanza la idea de la creación de una feria del automóvil, con motivo de las Ferias de San Julián.

En 1927 la Cámara edita un libro sobre la Semana Santa de Cuenca del que realizó una tirada de cinco mil ejemplares. Este mismo año organiza la naciente Cámara de la Propiedad Urbana. Gracias a las gestiones de la Cámara se consigue para Cuenca un tren nuevo que comunica Tarancón con Cuenca. También la Cámara protege los intereses de los comerciantes que se van a instalar en la nueva plaza del mercado.

El turismo se quiere impulsar creando la "Sociedad de Amigos de Cuenca" en 1934 y solicitando la creación de un nuevo instituto de Enseñanza.